Jue11232017

Last update08:48:42 PM

¿Dónde está el "solidario" Amancio Ortega ahora?

A menos de una semana del Centenario de la Revolución Rusa vemos como todavía sigue dominando la lógica de la explotación. Vemos como la lucha de clases sigue siendo el motor de la Historia.

Compran nuestra fuerza de trabajo por un mísero salario y mientras llenan sus bolsillos del beneficio que genera nuestro tiempo, esfuerzo y trabajo. Las leyes, cómplices, les permiten rebajar al mínimo los costes salariales dándoles vía libre para acumular enormes cuantías de capital. Para completar su jugada, donan una ínfima parte de toda la riqueza que nosotras generamos (y de la cual se apropian) para limpiarse la cara de cara a los medios y dárselas de salvadores del pueblo. En nombre de la (según ellos) "incuestionable" Propiedad Privada, justifican el robo, el maltrato y la explotación de millones de trabajadoras y trabajadores de todo el mundo y todavía esperan que les demos las gracias por "darnos trabajo" ¡vaya morro que tiene estos ladrones y toda la calaña burguesa!

Experiencias revolucionarias como la rusa, la china, la cubana, entre muchas otras, nos demuestran que es posible hacerle frente a la dominación burguesa y subvertir las relaciones imperantes. Es posible hacerle frente al modo de producción capitalista que tanto daño, hambre y muerte produce y reorganizar un modelo productivo socialista que cree la condiciones que realmente benefician a la clase trabajadora. 

Estas experiencias nos enseñan que una operaría de fábrica, un electricista o una cajera somos perfectamente capaces de organizarnos y tomar las riendas de nuestras propias vidas.

Ayer fueron las trabajadoras textiles de EEUU. Hoy son las trabajadoras del Bershka, de Coca-Cola, las Camareras de Piso "Kellys", las cuidadoras de Vizcaya, las repartidoras de Deliveroo, las conductoras de autobús de Francisco Larrea, entre muchas otras. Mañana, será la clase trabajadora unida y organizada.

Hoy, pedimos mejores salarios y mejores convenios laborales. Mañana, exigiremos las fábricas, las empresas y el Poder político. 

Ayer, hoy, mañana, Octubre es el camino.

¡Qué viva la lucha de las trabajadoras! ¡Qué viva la lucha proletaria!

 

Pola Roeas, militante de Iniciativa Comunista