Mar12112018

Last update12:51:04 PM

Sobre la muerte de Alejandro Castro

Alejandro Castro, conocido sindicalista chileno, es encontrado muerto tras grandes jornadas de movilización por el medio ambiente

 

En la madrugada del pasado jueves 4 de Octubre Alejandro Castro, conocido dirigente sindical de la ciudad costera de Quintero (Región del Valparaíso, Chile), apareció ahorcado a sus 27 años de vida en el recinto de la estación de metro de Valparaíso. Su cuerpo, que fue encontrado por los trabajadores de la estación, se hallaba colgando de un perfil metálico sujetado por los tirantes de una mochila en uno de los laterales de la estación de metro.

 

La reacción oficial ante el suceso:

 

Entre algunos rumores de informaciones que indicaban que Alejandro sí que había sido violentado, con unas primeras versiones de prensa que aseguraban que Castro tenía golpes en el cuerpo y que había sido hallado en las cercanías de la vía férrea, se publica el informe del Servicio Médico Legal, provocando las primeras declaraciones del gobierno. El subsecretario del Ministerio de Interior, Rodrigo Ubilla, manifiesta que: “En el examen externo policial no se observaron lesiones atribuibles a terceras personas, lo que fue corroborado por el SML tras la necropsia correspondiente”, reiterando más adelante que “tengo el parte policial en mi mano y señala que se está ante una asfixia por ahorcamiento. Es un drama familiar muy lamentable”. Más tarde Jorge Martínez, el intendente [representante del gobierno] de Valparaíso, diría que “esperamos que no se mezcle este hecho con los temas de contaminación".

 

La indignación popular ante el suceso:

 

El hallazgo del cadáver de Alejandro ha provocado rápidamente una enorme indignación en todo el país: las extrañas circunstancias en las que Alejandro muere, el clima de protestas que vivía la región y la trayectoria militante que Alejandro tenía hacen de este caso un probable asesinato represivo. Este clima de rabia terminó por agudizarse con el reconocimiento de algo que ya se venía denunciando cuando Héctor Espinosa, director general de la PDI (Policía de Investigaciones) reconocío que Alejandro se encontraba bajo amenaza policial por su actividad política. Las palabras textuales del director general de la PDI fueron “Vamos a trabajar para que las cosas se esclarezcan y se determinen las responsabilidades que correspondan. Efectivamente estaba amenazado” (1)

 

Las reacciones de la familia y allegados así lo corroboran: Carolina Orellana Sepúlveda, integrante del colectivo Mujeres en Zona de Sacrificio y la amiga más cercana de Alejandro, que además por petición de la madre de Alejandro está asumiendo la portavocía de la familia, relata que: “Él fue amenazado por carabineros de fuerzas especiales de la séptima comisaría de Santiago”. La tarde del domingo 23 de septiembre, Alejandro Castro se encontraba en el patio de la Comisaría de Quintero, a la espera de la liberación de 15 personas que habían sido detenidas durante los enfrentamientos entre carabineros y un grupo de manifestantes, quienes marchaban por la crisis ambiental que vive la zona y que derivó en múltiples intoxicaciones de personas. Según relata para La Tercera Carolina, mientras se producía la espera, un funcionario de Fuerzas Especiales de la Séptima Comisaría de Valparaíso se acercó al dirigente pesquero diciéndole “Alejandro Castro, te tenemos fichado (sic)”. Alejandra Castro, madre de Alejandro, reitera esta situación de amenazas afirmando que “cada vez que terminaba en protestas, le llegaban mensajes de que la policía tenía sus datos”. Polett Urrutia, su pareja, afirma que: “Carabineros lo seguía siempre, Paz Ciudadana igual, y un día le hicieron un control de identidad saliendo de la casa donde él vivía. Una vez salió de la casa y un carabinero llegó y le hizo un control de identidad. (…) Cuando fue a la primera marcha en La Greda, el primer enfrentamiento con carabineros a él lo tomaron detenido en la playa, lo estaba inculpando de haber roto una retroexcavadora”.

 

Ya inmediatamente después de conocerse la muerte de Alejandro, en las redes sociales se empezaba a difundir las denuncias e indignación al respecto de los hechos. Al día siguiente fueron convocadas diversas manifestaciones de repulsa pidiendo que se esclarezcan los hechos y demandando responsabilidades. La marcha en Valparaíso fue multitudinaria y concluyó con cargas y detenidos. En el reciente funeral de Alejandro se podía ver toda la rabia que han generado los acontecimientos. Se gritaba “No hay suicidio, al “Mecha” lo mataron” (2)

 

El contexto de protesta que rodea al suceso:

 

“El Mecha”, así le llamaban las personas más cercanas a Alejandro, había participado horas antes en una gran jornada de movilización en Valparaíso en repulsa a la dramática situación medioambiental que vive la región, considerada como “zona de sacrificio”.

 

La dramática situación mediambiental que se vive en la región tiene ya décadas de historia, desde que se instalaran en ella grandes corporaciones industriales para explotar diferentes materias primas presentes en el terreno. Desde entonces la situación medioambiental no ha dejado de agravarse, produciendo todo tipo de consecuencias negativas en la población, teniendo como correlato natural un movimiento popular de protesta en repulsa a esta situación. La propagación de una “nube tóxica” a finales del pasado mes de Agosto que llegó a infectar a más de 400 personas hizo de la zona de Quintero-Puchuncaví todo un polvorín de protestas que convirtieron los sucesos en tema nacional y mediático.

 

La pasada marcha del 4 de Octubre en Valparaíso consiguió sacar a unas 5 mil personas a las calles de una de las mayores ciudades portuarias de Latinoamérica, la segunda ciudad más poblada del país. Organizada pirncipalmente por los sectores educativos y ambientalistas de la zona, la marcha concentraba diferentes reivindicaciones: suponía el comienzo del paro nacional docente, en defensa de una mejora de la situación para el profesorado y las condiciones educativas en las que se desenvuelve. Igualmente, esta marcha era una nueva manifestación popular contra la situación medioambiental que vive la región, especialmente por lo sucedido en los últimos días (3)

 

Por estas razones acudió Alejandro Castro, secretario del Sindicato S24 de pescadores artesanales de la bahía de Quintero, y activista medioambiental de Quintero. Era una de las personas más movilizadas de la región, especialmente a raíz de las protestas ambientales en Quintero y Puchuncaví, su lugar de residencia.

 

Dada su trayectoria militante y su cargo como representante sindical en la zona, Alejandro fue entrevistado durante la marcha de ese mismo día por el periodista Miguel Aguilera Salazar, que se dedica a visibilizar la situación de la lucha por el medio ambiente que se vive en la zona. En el vídeo manifestaría que:

 

“SOY ALEJANDRO CASTRO, SECRETARIO DEL SINDICATO S24 DE QUINTERO Y VENIMOS A HACER EL AGUANTE ACÁ CON LOS COMPAÑEROS DE VALPARAÍSO, EN ESTA MANIFESTACIÓN EN CONTRA DE LA CONTAMINACIÓN DE LA INDUSTRIA EN NUESTRO PUEBLO, EN NUESTROS TERRITORIOS. TAMBIÉN QUEREMOS HACER UN LLAMADO NACIONAL A QUE TODOS LOS TERRITORIOS SE LEVANTEN Y EJERZAN SOBERANÍA. UN SALUDO FRATERNO A TODOS LOS COMPAÑEROS.”

 

(Aquí el link del vídeo donde aparece Alejandro hablando: https://www.youtube.com/watch?v=ucpVsoTLuF0)

 

Horas más tarde, según las declaraciones a CNN Chile de Polett, pareja de Alejandro que le acompañó durante la marcha, ésta asegura que ellos participaron de una marcha a la cual llegaron como invitados [Alejandro es de Quintero y ella de Concón], con la cual llegaron hasta el Congreso para protestar. Ya pasadas las 22:00 horas Castro se quedó solo en Valparaíso, tras despedirse de ella en la “Petrobrás” de Bellavista, que se devolvía a su casa en Concón. Lo próximo que sabría de él fue al día siguiente tras su muerte. (4)

 

Reacciones de sus familiares y allegados: “Lo que yo creo es que lo mataron”

 

Polett Urrutia, Pareja de Alejandro Castro, se manifestó con rotundidad cuando le preguntaron sobre la causa de la muerte de Alejandro: “Lo que yo creo es que lo mataron, que fue el Estado que lo mató, que nos quiere callar porque saben que están equivocados y aparte no es cualquier persona, es dirigente sindical, es alguien que llevaba la batuta aquí en Quintero”. Según afirma Polett para CNN, ella descarta el suicidio porque “no estaba en condiciones de eso”, señalando que “[Alejandro] estaba con la bandera de lucha bien puesta, él quería organizar a la gente, tenía muchos proyectos en su mente como para hacer algo así. Aparte que a nadie nos cuadra porque él trabajaba en el mar, él es pescador, si se hubiese querido matar hubiese agarrado un bote y se habría tirado al mar“, comenta la pareja del joven. (5)

 

Carolina Orellana, que como hemos mencionado anteriormente era íntima amiga de Alejandro y está asumiendo la portavocía de la familia, señala que [en referencia a la muerte súbita de uno de los hijos de Alejandro nada más nacer] “Él tuvo un momento muy delicado por eso, de muchísimo dolor. Pero ni siquiera en ese momento tan duro, él atentó contra su vida. Por eso es que hoy existen dudas sobre su suicidio”. Y añade que “Tengo dudas, igual que toda su familia y son dudas razonables porque hay cosas que nosotros sabemos que Alejandro vivió. Él fue amenazado por carabineros de fuerzas especiales de la séptima comisaría de Santiago. Ellos han atacado a nuestra gente. Él fue mi amigo, es mi amigo, tenía un hijo, fue un hombre comprometido, con mucha disciplina, lealtad, fue un defensor del medioambiente como nadie después del derrame de petróleo al mar de Quintero. Sus últimos años los ocupó en cuidar y exigir dignidad y derechos…Estoy muy triste” (6)

 

Miguel Aguilera, el cámara que le había entrevistado durante la manifestación de este día asegura para Emol que: "No me calza nada", "Conversamos como media hora antes de grabarlo y estuvimos viendo lo que iba a pasar más adelante" (en referencia a los "1.000 tambores por la infancia de Quintero", un famoso evento de la ciudad de Valparaíso). "Él me dijo 'nos vemos el domingo'. Me pidió que lo agregara a Facebook en la tarde para mandarle el video. Me dijo 'búscame'. Él me dijo esas palabras"."Todo esto es raro, da como impotencia" (7)

 

Christian Toledo, vocero de la Coordinadora Ciudadana Despierta Quintero, y tradicional compañero de lucha de Alejandro, dice que: "Compartimos muchos momentos de lucha, muchas marchas, nos veíamos siempre. Yo no soy parte de su grupo más cercano, pero todos nosotros, cercanos y no tan cercanos, podemos asegurar que Alejandro no hubiese tomado esa decisión". "Él estaba muy compenetrado con lo que es la lucha medioambiental que hay acá. Tenía una familia hermosa, muy bonita, a su pareja, entonces la verdad es que no tenía los motivos para hacer lo que dicen que hizo". "Nosotros creemos responsablemente que acá hay participación de terceras personas. Creo que Alejandro estuvo siendo hostigado por mucho tiempo, él ha estado activa y férreamente luchando también contra la ley de pesca, entonces su gente, sus cercanos y todo el pueblo de Quintero y Puchuncaví tiene claro que esto no es un suicidio".

 

Los antecedentes de “muertes” de militantes políticos en Chile y Latinoamérica:

 

La represión asesina del Estado y los poderes económicos para con quienes luchan activamente contra sus intereses ha sido una constante histórica en cualquier lugar del mundo, Lationamérica y Chile.

 

En los últimos años han sido muy sonados casos de asesinatos políticos. Este es el caso de Berta Cáceres, que fue asesinada en su propia casa el 3 de marzo de 2016, La Esperanza, Honduras, uniéndose a los más de 100 activistas hondureños asesinados entre 2010 y 2014 por su lucha contra empresas trasnacionales. Berta había conseguido junto a su pueblo que una de las constructoras hidroeléctricas más grandes del mundo tuviese que retirar su proyecto de presa Agua Zarca en el cauce del río Gualcarque, sagrado para el pueblo indígena de los lenca; y más tarde se enfrentaría a la empresa china , que junto a la empresa local DESA pretende llevar a cabo el proyecto hidroeléctrico de Agua Zarca. (8)

 

También es el caso de los estudiantes normalistas en México en 2014 (9), cuando un 27 de Septiembre la policía municipal y estatal de Iguala persiguió y atacó a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, con el resultado de varios heridos periodistas y civiles, dejando un saldo de al menos 9 personas fallecidas, 43 estudiantes desaparecidos y 27 heridos.

 

En Chile tenemos dos casos recientes de especial relevancia. El dirigente sindical Juan Pablo Jiménez fue asesinado en 2014 a sus 35 años por un disparo en la cabeza en su puesto de trabajo, lo cual más tarde sería burdamente justificado por la policía bajo el argumento de que se debió a una “bala loca”. La abogada y asesora del sindicato de Juan Pablo aseguraría que en esos momentos “había una audiencia en que Juan Pablo era partidario de denunciar, ante los Tribunales y la Dirección del Trabajo, todos los atropellos de los derechos laborales y, especialmente, los despidos injustificados. Hace poco echaron a dos trabajadores arbitrariamente, tras 9 años de trabajo para la empresa”. Juan Pablo era dirigente del sindicato más fuerte de la empresa Azeta, una empresa subcontratista de la gigante eléctrica Chilectra, que aún después del asesinato de Juan Pablo seguiría siendo conocido por las continuas demandas laborales por “despidos injustificados” y “prácticas antisindicales”. (10)

 

Otro caso especialmente sangrante por lo similar al de Alejandro Castro es el Macarena Valdés Muñoz, activista en defensa de los pueblos indígenas y del medio ambiente que aparació ahorcada a sus 32 años en el patio de su casa en Tranguil (al sur de Chile) el 22 de Agosto de 2016, y que también se hizo pasar por suicidio. Una teoría que queda automáticamente descartada ya que de ser así “se produce el rompimiento de la vértebra cervical y la persona muere instantáneamente. Si eso no sucedió con Macarena, es que fue muerta antes de ser colgada”, tal y como explica Marcelino Collío, dirigente político mapuche y suegro de Macarena. Todo esto mientras se encontraba en conflicto con la empresa RP Global por la instalación de torres de tensión en el terreno donde vivía. Algunos miembros de la empresa le habían amenazado días antes de su asesinato. (11)

 

El capital, el Estado y la represión política:

 

No sabemos con total certeza si Alejandro fue asesinado o no. Todo apunta a que se trata de un nuevo crimen de los poderes contra quienes luchan contra sus intereses y por una sociedad mejor.

 

Los numerosos antecedentes represivos de los poderes chilenos, teniendo en cuenta la historia de violencia política que ha vivido el país desde hace siglos y la reciente dictadura sanguinaria de Pinochet, nos dan el contexto para comprender que este caso no es aislado sino que responde a una dinámica general nacional. Más aún, sabiendo de otros tantos casos similares que se han sucedido en Latinoamérica y el resto del mundo, comprendemos que responde a una lógica regional e internacional, lo que nos lleva a pensar que es desgraciadamente probable que nos encontremos ante un nuevo crimen por represión política.

 

Pero más allá de la estadística represiva, es la lucha de clases la que nos tiene que ayudar a entender este posible asesinato político: vivimos en una sociedad de intereses contrapuestos. La perversa lógica del capital es la que domina la sociedad: la incesante búsqueda de mayor beneficio, de mayor acumulación de capital, se tratan de imponer sin escrúpulos frente a cualquier necesidad social, humana o medioambiental.

 

En el campo de las necesidades está Alejandro y la causa que defendía: frente al maltrato y contaminación medioambiental, frente a la insalubridad social derivada y la negación de las necesidades sociales, Alejandro defendía el respeto por el medio ambiente, respeto por la salud de las personas y por una actividad social libre y comunitaria.

 

El papel del Estado en este y otros casos es el de siempre: garantizar el orden social vigente (y por tanto los intereses del capital). Y si suceden barbaridades en el seno de este orden social, son considerados como acontecimientos inevitables (casi siempre culpa de quien se rebela y arriesga a ello, resultando casi siempre impunes los verdugos), eso si no se niegan abiertamente los hechos inventando excusas y montajes. Sólo si es necesario ante el nivel de protesta social, surge alguna condena y se rinden responsabilidades concretas.

 

La agudización de la crisis del capitalismo está intensificando los problemas medioambientales, sociales y humanos. Ante la situación de agotamiento de recursos y mercados, el capital muere matando y busca a la desesperada oportunidades de beneficio, que pasan necesariamente por más explotación: de los pueblos, del ser humano y de la naturaleza. Esta situación nos obliga a ser más que nunca conscientes de la necesidad de transformación social que existe. Y para poder desarrollar esa transformación social necesitamos de una gran organización y lucha frente a los poderes que se benefician de la barbarie capitalista. Poderes, que como sabemos de sobra, van a defender sus privilegios a costa de lo que sea. Y para esto también tenemos que estar preparados. El camino es largo por recorrer y duro de trabajar, pero es nuestra supervivencia y dignidad como especie la que está en juego. El ejemplo de compañeras y compañeros como Alejandro Castro, Berta Cáceres, Juan Pablo Jimenez, Macarena Valdés, etc. lejos de ser un motivo para no luchar, son un ejemplo: nos enseñan el camino y nos llenan de orgullo y rabia para seguir luchando.

 

 

Descansa en paz, compañero Alejandro Castro.

 

 

 

Información utilizada:

https://www.latercera.com/nacional/noticia/familia-pide-aclarar-muerte-dirigente-social-quintero/344192/#

https://www.latercera.com/nacional/noticia/familia-pide-aclarar-muerte-dirigente-social-quintero/344192/#

http://www.colegiodeprofesores.cl/2018/10/03/marcha-unitaria-en-valparaiso-en-el-inicio-del-paro-nacional-docente/

(https://www.cnnchile.com/pais/pareja-de-alejandro-castro-fue-el-estado-que-lo-mato-que-nos-quiere-callar-porque-saben-que-estan-equivocados_20181006/)

https://www.cnnchile.com/pais/pareja-de-alejandro-castro-fue-el-estado-que-lo-mato-que-nos-quiere-callar-porque-saben-que-estan-equivocados_20181006

https://www.latercera.com/la-tercera-pm/noticia/alejandro-el-dirigente-de-quintero-la-inesperada-muerte-que-complica-a-la-moneda/343431/

Fuente: Emol.com - https://www.emol.com/noticias/Nacional/2018/10/05/922966/Las-dudas-de-Quintero-tras-la-muerte-de-dirigente-sindical-que-luchaba-contra-la-contaminacion.html

https://www.oxfamintermon.org/es/que-hacemos/proyectos/avanzadoras/berta-caceres

http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2013/02/25/quien-mato-a-juan-pablo-jimenez/

https://es.wikipedia.org/wiki/Desaparici%C3%B3n_forzada_de_Iguala_de_2014

http://www.eldesconcierto.cl/2016/10/20/el-feminicidio-empresarial-de-la-activista-macarena-valdes-munoz-en-liquine/

http://www.mapuexpress.org/?p=15619