Dom07222018

Last update06:16:43 PM

¡Absolución caso “Lxs 3 del Sunset Boulevard y una que pasaba por ahí”!

¡Abajo la represión sindical!

El antiguo bar Sunset Boulevard de Huesca, quintaesencia del sector hostelero en la ciudad de Huesca en tanto que foco de precarización laboral, era tristemente conocido por las trabajadoras debido a sus prácticas: contratos temporales fraudulentos; horas extras, cuando no jornadas enteras sin cotizar ni cobrar; impago del plus de nocturnidad; el incumplimiento de los descansos semanales que marca el convenio o, directamente, una política intimidatoria contra las trabajadoras ante cualquier atisbo de resistencia y lucha por sus derechos, aunque fuera por la simple referencia al incumplimiento del convenio. Lejos de resignarse con semejantes premisas, dos trabajadoras decidieron crear una sección sindical de CNT para luchar por sus derechos. La reacción del propietario no se hizo esperar: insultos, humillaciones, negativas a cualquier petición y, finalmente, dos despidos improcedentes: uno disciplinario fabricado en base a hechos espurios y otro mediante la no renovación de un contrato temporal en claro fraude de ley. Era abril de 2014; comenzaba así un proceso represivo que se prolonga hasta hoy y que la prensa de la burguesía siempre ha tachado interesadamente de mero "conflicto laboral".

Por su parte, CNT interpuso una denuncia y demandó a la empresa por vulneración del derecho fundamental a la libertad sindical, buscando la nulidad de los despidos, a la par que se impugnó la temporalidad de uno de los contratos. En el juicio, celebrado a finales del mismo 2014, sólo se reconoció la improcedencia del despido disciplinario, sentencia ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón. De forma paralela, CNT organizó una serie de acciones informativas que tenían por objeto la denuncia de esta situación, acciones todas ellas de carácter pacífico y que tenían por objeto difundir y visibilizar los hechos vividos por las dos trabajadoras. En el curso de estas acciones pacíficas la Policía Local identificó a cuatro personas: las dos trabajadoras, otra miembro también de CNT y una transeúnte que grabó la escena con su móvil. A las acciones represivas de la policía se unió la denuncia de la empresa. El resultado es la acusación de delitos de amenazas, injurias, calumnias, coacciones y desórdenes públicos, 6 años de cárcel para cada persona y una indemnización de 35.000 euros por los "perjuicios morales y económicos causados". No es mucho más halagüeña la petición de 2 años de prisión del Ministerio Fiscal.

Este próximo lunes 28 de Mayo del 2018, tendrá lugar este infame juicio en un caso de evidente represión sindical contra trabajadoras que han salido a enfrentar a la patronal y la justicia burguesa en defensa de sus derechos. En este sentido, la CNT Huesca ha comenzado una campaña para reforzar la solidaridad de clase y el apoyo mutuo contra la represión en varios territorios de Aragón.

Desde Iniciativa Comunista, queremos además de adherirnos a la campaña, mostrar una vez más toda nuestra solidaridad con las compañeras represaliadas de CNT Huesca en una lucha que es la lucha de toda nuestra clase. Valoramos como principal la organización independiente de la clase obrera, al margen de las instituciones y siguiendo su propia hoja de ruta, así como la lucha del sindicalismo de clase. Seguiremos avanzando en la construcción de espacios de unificación de la clase obrera, más que necesarios contra la ofensiva total que está lanzando el estado español.

¡Abajo la represión sindical!

¡Absolución a las represaliadas del caso “Lxs 3 del Sunset Boulevard y una que pasa por ahí”!

¡Unidad de clase contra la ofensiva del capital!