Dom11182018

Last update05:08:49 PM

Conquistemos un futuro digno para la clase obrera

Iniciativa comunista ante el 1º de Mayo de 2018

CONFIGURAR UN PROYECTO PARA DERROTAR AL CAPITAL Y SU GOBIERNO

En los últimos años la ofensiva del capital por recuperar su tasa de beneficio sobre las costillas de la clase obrera, intentando consagrar unas condiciones deplorables de trabajo, unida a las falsas salidas preconizadas por opciones políticas que fían todo a la participación institucional, ha generado un clima desánimo y resignación por parte de amplios sectores de nuestra clase.

Sin embargo, en los últimos meses, además de los sectores en lucha que aun minoritarios y respondiendo de modo defensivo frente a las agresiones del capitalismo se están movilizando levantando la bandera de la dignidad, se han desarrollado dos movimientos de gran amplitud organizados por encima de las tradicionales estructuras sindicales, como son el de las y los pensionistas, frente a la agresión gubernamental a sus pensiones (un salario diferido según la Organización Internacional del Trabajo), y el de las mujeres por sus derechos sociales y laborales. Dichos movimientos masivos han tenido además la ventaja de poner en cuestión, salvando las múltiples diferencias, la dinámica del propio sistema, la lógica del capital, planteando en el caso de las personas pensionistas la ruptura del principio de estabilidad presupuestaria tan propio de los estados burgueses de la Unión Europea, y en el caso de las mujeres, no solo las reivindicaciones de equiparación salarial, sino la denuncia del papel que se nos asigna en este sistema patriarcal como cuidadoras gratuitas, instrumento indispensable de reproducción de la fuerza de trabajo.

Estas luchas apuntan a un camino: la autoorganización de nuestra clase como condición imprescindible para la emancipación, habida cuenta de los estériles resultados de tantos “tribunos de la plebe” que, aupados a las instituciones, se han visto inmersos en un posibilismo cómplice en el que cualquier excusa les vale para manifestar que “es imposible” cambiar sustancialmente las cosas y que se requiere paciencia infinita por parte de las gentes trabajadora, que sufren día tras día la explotación y las agresiones de la patronal y de sus instituciones.

Porque la clase trabajadora, para afrontar sus problemas y emanciparse, debe dotarse de sus propios instrumentos y construir sus propio poder alternativo para evitar enredarse en la lógica del mercado (la de la explotación).

Porque no hemos de discutir que se nos explote un poco menos, o que se nos suba 10 euros nuestro salario o 2 la pensión, mientras se rescatan bancos y autopistas y se compran armas para agredir a los pueblos de Asia, África y Latinoamérica, para defender los intereses de las multinacionales. Al contrario; las prioridades deben ser las personas y no el beneficio empresarial y esto es incompatible con el sistema en el que vivimos.

La única vía que nos queda es organizarnos, para lo cual se requiere aunar voluntades y aprovechar la positiva espontaneidad de nuestra clase para incorporarla a un proyecto general de enfrentamiento y victoria ¿Por qué no decirlo? frente al sistema que nos oprime.

El ser humano, como ser colectivo, necesita un proyecto colectivo para avanzar, y esto ha sido así históricamente, en este sentido, las luchas de los distintos sectores damnificados por la opresión de este sistema criminal deben establecer lazos entre sí, para organizar con posibilidades de éxito la superación de éste.

Iniciativa Comunista apuesta por trabajar en la configuración del instrumento que necesita la clase trabajadora y el pueblo para revertir la agresión y la resistencia en avance y victoria, para construir una herramienta que colectivamente nos de claridad en cuanto a la percepción de los problemas, y decisión para acabar con todos los obstáculos que impiden la emancipación de nuestra clase y la de toda la humanidad. En ese sentido llamamos a todas las personas y organizaciones para construir una organización que represente y defienda nuestros intereses como clase, que aúne fuerzas y sea capaz de estar a la altura de la gravedad de los acontecimientos, que en suma, lleve a la clase trabajadora y al pueblo a la liberación.

¡Conciencia de clase, unidad y organización!

¡Si no luchamos juntas, nos matarán por separado!

¡Conquistemos un futuro digno para la clase obrera!