Dom05272018

Last update09:02:11 PM

Solidaridad con la huelga de Servimil

Como ya es habitual en el tejido económico del Estado español, el sector de limpieza es uno de los más golpeados por la explotación del capital. El servicio de limpieza es desarrollado en su mayoría por mujeres, y en gran parte también, por mujeres migrantes que trabajan en condiciones de sobreexplotación, lo que convierte a este sector en nicho de negocio muy rentable para las grandes empresas del Estado: Clece o Garbialdi, con facturación anual superior a los 100 millones de euros.

Pero la precariedad de estos puestos de trabajo no se limita al salario, sino a las fórmulas de contratación cada vez más perniciosas: grandes almacenes, empresas o instituciones públicas subcontratan los servicios de limpieza a estas empresas para ahorrarse "costes laborales", un ahorro que evidentemente recae no en el patrón, sino en los trabajadores. 

Sin embargo en este caso, el grado de explotación es aún mayor. Ahora es la empresa Carrefour la que pretende "internalizar" el servicio de limpieza ante la negativa de la contrata Servimil de continuar con el servicio de limpieza del centro de Carrefour de Leganés. ¿Cómo es posible esto? Carrefour se ha negado a contratar otra empresa de limpieza que pueda subrogar a los y las trabajadoras, y en su lugar ha pedido voluntarios de su propia plantilla para cubrir el servicio de limpieza, ofreciéndoles si acceden, contratos fijos y el pago de horas extra. 

En total son 10 mujeres y  hombres y 10 familias las afectadas por este conflicto que se van a la calle sin posibilidad de actuación por la Representación de los Trabajadores. La empresa impone sus medidas y las trabajadoras responden con las suyas: Huelga de 24 horas los días 1, 2, 7 y 8 de abril, días en los que en el centro de Leganés no se moverá una sola fregona. Los trabajadores y trabajadoras se arman y agitan a sus compañeros de Carrefour, pancarta y megáfono en mano para decirles que esta lucha no es la suya, que esta lucha es la de todas, que es la lucha de la clase obrera contra el capital.

Desde Iniciativa Comunista nos solidarizamos con las trabajadoras despedidas y animamos a toda nuestra clase a organizarse con ellas durante las jornadas de huelga y a seguir construyendo la unidad obrera, la organización comunista para tumbar la sociedad capitalista.

¡CARREFOUR, LYMA O COCACOLA, LA LUCHA ES UNA SOLA!