Dom06242018

Last update08:13:25 AM

Las instituciones burguesas no regalan nada a la clase obrera

Nuestra compañera Paqui, ex trabajadora de la empresa municipal de limpieza Lyma ha recibido de la justicia burguesa la noticia de la procedencia de su despido. La alcaldesa de la localidad de Getafe promovió, con la connivencia de IUCM de Javier Santos, expedientes sancionadores contra una veintena de compañeras de limpieza por cobrar ayudas sociales "de forma indebida".

De nuevo el amasijo burocrático del capital se revuelve de mil maneras para atacar con todas las armas posibles a las trabajadoras más precarias. Muchas de las ex trabajadoras despedidas por esta empresa dirigida por la alcaldesa de Getafe se encuentran en la más absoluta desatención, con deudas, sin familiares, sin casa, sin ayuda ni apoyos de ningún tipo. Y es que el mismo gobierno local que asegura los mayores beneficios de los capitalistas que lo integran, despide a los trabajadores por cobrar ayudas sociales necesarias. Así funcionan las instituciones burguesas, aparentemente neutras, aparentemente imparciales, aparentemente protectoras del interés social, aparentemente justas y transparentes. El ayuntamiento de Getafe, que dota de fondos a la empresa Lyma, no ha querido ningún tipo de reunión con los trabajadores despedidos, y no contenta con su desprecio, decide entre tanto aumentar su sueldo con cargo a esos fondos públicos que tanto presume defender.

Una vez más vemos cómo la justicia y las demás instituciones del Estado no son ciegas a los intereses de clase y golpean a los más explotados. Pero si la burguesía no descansa, la lucha de clases tampoco lo hace, y una vez más confirmamos la necesidad de organizarse para defender nuestros intereses, para organizar nuestras vidas sin la bota explotadora del capital. Sólo de la mano de nuestras compañeras, del movimiento obrero combativo, de la mano de la organización comunista podemos enfrentar y tumbar el poder de una clase que nos quiere sometidos, y nos teme concienciados.

Desde Iniciativa Comunista mandamos nuestro más sincero apoyo y cariño a la compañera Paqui y a todas las despedidas de Lyma, que saben que está batalla no la libran solas, y que por mucho que nos golpeen, levantamos el puño en cada barrio, y en cada centro de trabajo.

Que viva la lucha de la clase obrera