Vie04202018

Last update08:07:39 PM

La huelga en Amazon contra la explotación

Nada menos que el 75% de las trabajadoras del mayor almacén del Estado español de Amazon han secundado en asamblea general la decisión de ir a la huelga de 48h los días 21 y 22 de marzo. Pretenden con esta huelga mejoras salariales que vayan acordes a la jornada que realizan y acordes a la facturación de esta macroempresa del imperialismo, que supera los 3.000 millones de euros cada año. 

Pero la precariedad de sus puestos de trabajo no sólo se limita a cuestiones salariales sino a condiciones de salud laboral, ya que los repartidores del almacén de San Fernando de Henares caminan cada jornada de trabajo una media de 20 kilómetros. Pero es que además, del total de los 2.000 trabajadores de este centro de trabajo, casi la mitad tienen contratos temporales. Amazon por su parte, pretende minar las condiciones de trabajo obligando a las trabajadoras a quedar bajo el paraguas del convenio provincial de logística, más desfavorable que el convenio negociado para la propia empresa en San Fernando. La multinancional pretende incrementar más aún si cabe sus beneficios abaratando las horas extraordinarias que realizan las trabajadoras así como destruir los puestos de trabajo mejor remunerados para crear otros de inferior categoría que permitan mayor explotación y mayores beneficios para Amazon.

La lucha de clases se abre paso y tras los conflictos laborales en Alemania, Francia e Italia, las obreras continúan la batalla en el Estado español, y con decisión van camino de conseguir una de las mayores huelgas en Amazon de toda Europa. Hacen llamamiento a la solidaridad y al boicot durante esta jornada de huelga, pues Amazon tiene 46 macroalmacenes en todo el continente que pueden seguir suministrando los productos que no salgan de San Fernando.

Sabemos de nuestra capacidad para parar la producción pero también de nuestra capacidad para  controlarla y que satisfaga nuestros propios intereses. Bajo el capital nuestra fuerza de trabajo es una mercancía y nuestras vidas dependen de lo que quieran que valga, pues es lo único que tenemos para sobrevivir. Y por ello cada conflicto y cada huelga es una semilla que plantamos en todos lados.

Desde Iniciativa Comunista apoyamos la lucha de nuestra clase en cada centro de trabajo contra la burguesía que se enriquece a nuestra costa. Animamos a todos los trabajadores a seguir los pasos de las compañeras de Amazon, la estela de los trabajadores y espartanas de Cocacola y de tantos otros conflictos obreros que nos han ayudado a tomar conciencia de nuestra explotación, de la necesidad de construir la organización comunista para levantar una sociedad libre de la esclavitud asalariada

 

FRENTE AL CAPITAL NI UN PASO ATRÁS. 

ORGANIZACIÓN Y LUCHA HASTA VENCER