Dom07222018

Last update06:16:43 PM

La represión de las mujeres huelguistas en el 8 de marzo

El sindicalismo combativo no tiene buen recibimiento en las instituciones del estado capitalista. Tras la jornada de huelga general del 8M promovida por los sindicatos de clase y sin apoyo de los sindicatos del estado (ccoo y ugt) la represión política no se ha hecho esperar. 

Mientras los medios de comunicación se debaten entre quitar importancia a la huelga del 8M y ridiculizarla, el aparato represivo ya ha comenzado a funcionar. Apenas una semana de la jornada de lucha con piquetes y movilizaciones a lo largo de todo el Estado español, dos compañeras huelguistas, una de ellas del sindicato convocante CNT, han sido detenidas esta mañana en Xixón (Asturies). Se les acusa de un delito contra los derechos de los trabajadores que está penado con hasta tres años de prisión por participar en un piquete informativo en la tienda de Mango, en Xixón, cadena de ropa que compite en explotación con el grupo Inditex de Amancio Ortega. El sindicato CNT no descarta que en los próximos días más huelguistas sean detenidas por este mismo suceso. 

Pero esta escalada represiva no es para nada anecdótica: durante la jornada de huelga del 8M, se produjeron cargas policiales en Murcia, donde las mujeres trabajadoras en huelga realizaban un homenaje a las mujeres luchadoras que llevan meses impidiendo que el tren de alta velocidad atraviese y segregue su ciudad por intereses económicos del consistorio murciano. La policía igualmente cargó en distintas ciudades, entre otras, Barcelona y Palencia. Y es que además otras dos huelguistas fueron detenidas en Burgos por participar en piquetes informativos en el centro comercial Alcampo, después de que los cuerpos represivos cargaran contra las 300 huelguistas que participaban en la movilización.

Con estos acontecimientos no se puede ignorar que la Huelga General es un instrumento de la clase obrera contra el poder económico y el estado, y es que así se lo han tomado los partidos burgueses y las instituciones, tildando el contenido de la Huelga General de "anticapitalista" y "perturbadora de la convivencia social". 

Las comunistas no podemos más que solidarizarnos con todas las represaliadas políticas y hacer un llamamiento a la organización consciente de las mujeres trabajadoras por la lucha de sus intereses. Desde Iniciativa Comunista apelamos a la unidad de nuestra clase frente a los ataques que sufrimos, y seguiremos construyéndola con organización y conciencia. Contra su represión, ni un paso atrás. 

MUJERES OBRERAS, UNIDAS SOMOS INVENCIBLES