Vie04202018

Last update08:07:39 PM

¡Ánimo Anna Gabriel!

De la mano de Anna Gabriel hemos vuelto a conocer el exilio. Abyectos de diferentes partidos e infames medios de comunicación se han apresurado a tacharla de "cobarde". Ya se sabe que el ladrón cree que todos son de su condición. 

Sin más valor que el que les concede sus cuentas bancarias, y costumbrados a devorarse entre ellos para salvaguardar su propio bienestar, no alcanzan a comprender el sacrificio y la determinación rebelde que hoy encarna Anna Gabriel. A la firmeza de principios lo llaman cobardía. Ladran, porque en realidad saben que Anna Gabriel cabalga.

Tras la orden de detención del Tribunal Supremo, Anna Gabriel ha declarado desde Ginebra que el Gobierno y los medios de comunicación españoles ya la han condenado. Es un hecho, y la actual judicialización de la política vuelve a evidenciar lo que el marxismo explicó hace más de un siglo. El Estado no es más que un mecanismo de opresión de una clase por otra. Llaman "Justicia" a la represión, del mismo modo que llaman "periodismo" a la propaganda.

El Estado, y todos los demás medios con los que cuenta la clase dominante, ya ha marcado los límites de su democracia. El derecho a decidir es una de esas líneas rojas, pero, parafraseando a otro exiliado, nosotros hemos ido siempre perdiendo nuestras eternidades, dejándolas atrás a lo largo de nuestra vida, siempre con los zapatos puestos para echarnos a andar. Y seguiremos andando. ¡Entre totes tot!

¡Ánimo Anna Gabriel!

¡Arriba las que luchan!