Lun10152018

Last update05:08:49 PM

Iniciativa Comunista contra la homofobia y el machismo

Las vecinas de Ciempozuelos, solidarias y combativas, siempre han luchado por un pueblo donde cada persona pueda ser y expresar su diversidad sexual libremente.

Este clima que trabajan por crear, se plasma también en momentos concretos, como el Festival por Libertad  sexual, y en cómo el pueblo pintó el paso de peatones que da a la iglesia que gestiona el sacerdote homófobo y machista Julián Lozano.

El ayuntamiento "del cambio" parece ser que vio en esto una oportunidad para rascar votos, y pintó también un banco con los colores de la bandera LGTB en la plaza del Ayuntamiento. Aún así, este banco fue reflejo de un espíritu popular y es un símbolo del respeto y la tolerancia del municipio. El gobierno municipal de Ahora Ciempozuelos, tras el ataque sufrido días anteriores contra el banco y las cintas que señalaban a cada una de las asesinadas por la violencia machista, no ha tenido la premura y dignidad de hacer frente a esta agresión simbólica y solo ha procedido a retirar el banco y guardarlo en sus almacenes municipales. 

Esto es un reflejo más de lo que son los ayuntamientos del cambio, de cómo engañan al pueblo. El Ciempozuelos que las vecinas quieren, libre de homofobia y transfobia, que sea antipatriarcal y antirracista, no nos lo darán las instituciones, sino que será construida por las vecinas trabajadoras, que se organizan y construyen día a día poder popular desde los barrios.

Por unos pueblos libres de violencia machista y homófoba