Dom02252018

Last update11:32:32 AM

Solidaridad con las represaliadas/os del Sunset Boulevard de Huesca

En abril de 2014, el bar Sunset Boulevard de Huesca despidió a dos de sus trabajadoras de forma improcedente. CNT, sindicato al que se encontraban afiliadas estas dos personas, interpuso sendas demandas por la vulneración de los derechos laborales de estas trabajadoras (merece la pena subrayar que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón ratificó la sentencia de despido improcedente de una de las trabajadoras) y, paralelamente, organizó una serie de acciones informativas que tenían por objeto la denuncia de esta situación. En el curso de estas acciones pacíficas la Policía Local identificó a cuatro personas: las dos trabajadoras, otra miembro también de CNT y una transeúnte que grabó la escena con su móvil. A la represión policial de estas acciones solidarias se unió la denuncia de la empresa, que acusó a las cuatro de los delitos de amenazadas, coacciones, injurias, calumnias y desórdenes públicos, lo que conlleva penas de hasta seis años de cárcel para cada acusada, además de una indemnización total de 35.000 €. El ministerio fiscal, por su parte, pide penas de dos años de cárcel para cada persona acusada. El juicio todavía no ha tenido lugar.

Nos encontramos ante un nuevo caso de represión por parte del Estado cómplice de la burguesía de cualquier forma de organización obrera, a la sazón sindical. El caso de las represaliadas del Sunset no es una anomalía en la que un conflicto laboral deviene en penal, sino el paradigma de la represión que sufre el proletariado que decide no resignarse y planta cara a los abusos e injusticias que tienen lugar en su entorno de trabajo. Es por todo esto que desde Iniciativa Comunista manifestamos nuestra solidaridad y apoyo a las cuatro del Sunset y hacemos un llamamiento a unirse a la campaña de solidaridad que actualmente está teniendo lugar, como el acto del sábado 17 de febrero en la asociación vecinal Osce Viella de Huesca