Dom05272018

Last update09:02:11 PM

¡Organízate con Iniciativa Comunista!

La Revolución de Octubre fue la mayor victoria de nuestra clase a lo largo de la historia. Por primera vez, la clase obrera rusa demostró que se puede vencer, demostró que es posible que el proletariado arrebate todo el poder a la burguesía y lo tome para sí. Pero para tomar el poder, es necesario que la clase obrera se organice.

Efectivamente, la organización siempre ha sido de una importancia fundamental para los y las comunistas. Pero no cualquier tipo de organización. El Partido Bolchevique nació entre grandes discusiones sobre la forma en que debía organizarse la clase obrera, y se consolidó en una dura batalla contra el oportunismo y el socialchovinismo. 

En 1909, Kautsky, máximo representante de la II Internacional, afirmó que “el partido socialista es un partido revolucionario, no es un partido que hace revoluciones. Sabemos que nuestros fines no pueden ser cumplidos más que por una revolución, pero sabemos también que no está en nuestro poder hacer la revolución, como no está en el poder de nuestros adversarios impedirlo. Por consiguiente, jamás hemos pensado en provocar o preparar una revolución”. Frente a esto, Lenin respondería con un claro y contundente “la revolución no se hace, se organiza.”

A 100 años de la Revolución de Octubre, es más necesario que nunca recuperar las enseñanzas de los bolcheviques.

El capitalismo no es reformable. Las organizaciones que hoy reivindican el diálogo, el pacto, la vía electoral... forman parte de la reacción. Como Kautsky, no tienen ningún interés en organizar la revolución. Por el contrario, boicotean sistemáticamente cualquier avance rupturista.

El Régimen del 78 pasa hoy por su mayor crisis política desde la Transición. A su vez, la clase obrera ve recortados sus derechos y sus condiciones de vida día tras día. Este sistema solo nos ofrece miseria y represión.

Toda comunista debe dar un paso al frente. No hay margen para vacilaciones. Debemos recuperar lo mejor de la tradición bolchevique: su combatividad, su disciplina, su organización. 

Nuestro enemigo es fuerte y está bien organizado. Nosotras debemos organizarnos mejor. Debemos organizarnos para vencer. En cada pueblo, en cada ciudad, en cada centro de trabajo.

¡Organízate con Iniciativa Comunista!