Vie01192018

Last update10:36:43 AM

Ante la criminalización mediática y las amenazas fascistas

Frente a los hechos acontecidos en esta última semana en Zaragoza, desde Iniciativa Comunista Aragón queremos denunciar el linchamiento que están sufriendo sectores antifascistas de la izquierda parlamentaria y extraparlamentaria de nuestra ciudad por la  ultra derecha y los medios de comunicación, ambos fieles voceros del Régimen ante la muerte del que fue legionario, Víctor Láinez. 

Los medios de comunicación del Estado Español han manipulado información sobre su identidad, su pasado, su ideología. Se oculta que formaba parte de un grupo de moteros, Los Templarios, frecuentado por neonazis y que estuvo relacionado con el partido ultraderechista La Falange, que ha dejado un rastro de asesinatos y torturas en su larga y violenta historia.  No podemos reducir estos hechos a llevar unos tirantes con los colores de la rojigualda. Una vez más, vemos de qué parte están los medios, defendiendo a uñas y dientes el turbio pasado y círculos del muerto, mientras acusan sin ninguna garantía a los dos detenidos y vulneran sus derechos. 

Por otro lado, tampoco tenemos confianza en que la justicia del régimen sea imparcial, los intereses  de la burguesía están representados y tenemos ejemplos de ellos, como el caso Atsasu donde una disputa en un bar vasco con cuatro heridos conlleva para la Fiscalía 375 años de prisión, o como el grupo nazi "Frente Antisistema" fue absuelto por el Tribunal Supremo a pesar de que atacaran a grupos de  inmigrantes y se les intervinieran armas, o tantos otros casos que demuestran la sangrante impunidad de grupos fascistas.

Por otra parte observamos como el estado está facilitando la actuación de grupos de ultraderecha como reacción al legítimo derecho de autoderminación del pueblo catalán. El objetivo es claro, mano dura frente a la disidencia y criminalizar toda forma de resistencia y oposición al régimen.

Alertamos de la sed de venganza que tienen grupos de la ultraderecha y como la manifiestan sin reparo en las redes sociales, amenazando tanto a los detenidos como a las organizaciones antifascistas. Desde IC mostramos nuestra solidaridad ante este acoso.