Lun10232017

Last update04:54:32 PM

Nuevo episodio de acoso político al CS Potemkin

El pasado 25 de Noviembre mientras varias compañeras se encontraban en el Centro Social Potemkin preparando la manifestación contra la violencia de género, se presentaron sin mediar palabra ni aviso previo cuatro policías municipales, los cuales entraron en el local de forma imprevista pidiendo una persona responsable con la que hablar bajo la excusa de querer hacer una inspección del local solicitada desde la Junta Municipal de Distrito. Ante esta situación de acoso repentino, las compañeras allí presentes denunciaron estas prácticas y pidieron explicaciones negándose a aceptar esta petición de inspección que no tenía más sustento legal que las afirmaciones de la Policía Municipal allí presente. Ante esta situación y la falta de argumentos la Policía, con su acostumbrada arrogancia y carácter arbitrario, amenaza a las compañeras con identificarlas y se comporta de forma intimidatoria, reiterando que vienen por orden de la Junta Municipal de Distrito y no van a desistir de realizar su trabajo. Con vistas a acudir a la manifestación que iba a comenzar en pocos minutos una compañera accede a hacerse responsable y se identifica con el objetivo de que la Policía Municipal se retire cuanto antes. Ésta finalmente se marcha bajo el mensaje de que próximamente llegaría una notificación de Inspección del local.

Ante esta situación, queremos denunciar en primer lugar que no nos sorprenden estas prácticas policiales, ya que no es la primera vez que se dirigen al CS Potemkin con intención de acosar, presionar e intimidar ante la labor política que éste alberga. Las fuerzas policiales nunca han dudado en utilizar cualquier método, sea ilegal o desproporcionado, para cumplir sus objetivos represivos contra quienes suponen una amenaza al orden y la ley del capitalismo.

En segundo lugar, queremos destacar quién está detrás de este acoso, la Junta Municipal de Distrito dependiente del Ayuntamiento de Ahora Madrid, demostrando nuevamente que son un partido de "recambio" político que a efectos prácticos desempeña la misma labor institucional represiva ante las organizaciones y centros sociales de carácter revolucionario y anticapitalista.

El Centro Social Potemkin ha sufrido un nuevo episodio de acoso político, y posiblemente no será el último que sufra mientras siga desarrollando actividad política. Este nuevo caso se enmarca dentro de una ofensiva, liderada por el Ayuntamiento de Ahora Madrid, contra los centros sociales, ocupados y no ocupados, que suponen un espacio político para la izquierda revolucionaria. 

Ya hemos sido testigos en este mismo año de los desalojos de La Morada, la cual su edificio sería derribado posteriormente, de Casa Roja, el cual su edificio volvería a ser abandonado y todavía más tapiado, y estamos presenciando las amenazas de desalojo de La Dragona, el cual pudo ser frenado por la resistencia popular hace escasos días, de La Enredadera, entre otros tantos casos.

Ante esta situación, hacemos saber:

- Que por muchas falsas promesas y "buenas" intenciones que presenten en un principio, Ahora Madrid está demostrando ser a todas luces un partido enemigo de los movimientos populares y revolucionarios, desempeñando la misma labor que cualquier otro partido de la burguesía.

- Que pese a al contínuo acoso y represión política por parte de las instituciones y fuerzas del orden, seguiremos señalando y denunciando su verdadero carácter represor, el cual no sólo no nos frena y amedrenta sino que nos dota de mayores argumentos para continuar nuestra lucha con más fuerza.

Contra su represión política, solidaridad y lucha.